10.000 Km, 2014

10.000-km

¿Quién dijo que las relaciones a distancia podían ser algo fácil? (En realidad nadie, son jodidas, y esta peli lo muestra de manera cruda y real)

Esta película, 10.000Km me ha sorprendido muchísimo. Sin duda una película capaz de transmitir más sentimientos que cualquier otra que haya podido ver últimamente. Me he sorprendido yo misma de los sentimientos encontrados en esas actuaciones.

10.000Km nos cuenta la historia de Alex y Sergi, una pareja de Barcelona, estable después de 7 años de relación, con intenciones de tener un hijo. Hasta aquí todo bien, es entonces cuando ella recibe la oferta de una beca de fotografía (su pasión) en Los Ángeles, durante un año.

10.000-km

¿Qué pasa en ese momento? ¿Cuál es el rumbo que hay que tomar? ¿Qué camino escoger? Si se va a Los Ángeles, ¿la relación puede continuar igual? ¿Él debería dejar todo e ir con ella allí durante un año? ¿Cuáles son los intereses más predominantes?

Sin duda son muchas las preguntas y elementos a valorar en una situación como esta. Y en este caso, nuestros protagonistas, optan por que un año no es tanto, y con las tecnologías de hoy en día, no pasará nada.

Entonces nos encontramos con Alex en Los Angeles y Sergi en Barcelona. Intentando hacer como que no pasa nada. ¿La solución? Skype (o cualquier otro programa que sirva para hacer videollamadas). Videollamadas a todas horas. Y en eso se resume la película. Una relación a 10.000Km de distancia.

10.000kmLo sorprendente es lo sencilla y humana que es toda la película, puedes sentir todo lo que sienten, sobretodo si tienes o has tenido pareja, sabrás que piensan y porque actúan así. En esta película se plasman escenas que son realidades puras y crudas, y eso me encanta, me hace sentir que no estoy viendo una película, si no una historia real que le puede suceder a cualquier persona. Al igual que dije que Boyhood no llegó a hacerme sentir nada de conexión, esta película es todo lo contrario, la conexión con el público es increíble.

Gran parte de este mérito es obra de Natalia Tena y David Verdaguer, y es que, ¿quién se iba a imaginar ver a Tonks de Harry Potter o Osha de Juego de Tronos, haciendo el amor salvajemente? Dejando de lado bromas, la actuación tanto de él como de ella son impresionantes, sin duda, de las mejores que he visto últimamente. Es tan natural todo, tan como la vida misma, que hasta asusta. Eso sin nombrar la estupenda química que desprenden estos dos actorazos, increíble. Espero verlos en más películas próximamente.

Además jugar con esos planos de ordenador, junto con los de realidad, es fantástico, y por otro lado un hecho totalmente necesario en esta película. Además que, ver la evolución de ese año a distancia es maravilloso. Observar como todas las esperanzas, sueños e ilusiones pueden desvanecerse en un momento, pero volver a reflotar al siguiente. Y en esto, su director, Carlos Marqués-Marçet, tiene que llevarse todo el mérito. Un director novel que ha hecho una de las películas “románticas” que más me han gustado desde hace bastante tiempo. ¡Felicidades!

No se describirla de ninguna otra forma. 10.000Km es vida pura, 10.000 Km es una obra maestra.

Anuncios

Y tú…¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s